Cancún Quintana Roo

CARECE DE PERMISOS: Detienen por tercera vez, obras en el muelle del Zar de la Gasolina

Comparte

Agencias

CANCÚN.- Por tercera ocasión, las obras del muelle de Ricardo Vega Serrador, el llamado Zar de la Gasolina, fueron detenidas el martes 8 de febrero por autoridades federales debido a que carece de permisos; el jueves pasado, pese a caer en desacato, personal a su cargo había reiniciado trabajos.

La tarde del martes, nuevamente fueron colocados sellos de clausura en las obras ubicados en lo que eran las Villas Juveniles del Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (Crea), cuyo “esqueleto” está a la altura del kilómetro 3.2 del bulevar Kukulcán, en la Zona Hotelera.

Una fuente ligada al caso, que empezó hace cuatro años, cuando el Grupo Caveri, propiedad del influyente funcionario, utilizó a cerca de 50 personas para tomar por asalto el predio que aparentemente corresponde a la marina Chac Chi, señaló que “¡vaya que el sujeto ‘pesa’!” (que tiene influencias).

Es la tercera ocasión que Vega Serrador desafía a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Capitanía Regional de Puerto; empero, representantes de las tres dependencia volvieron a detener las obras,

A mediados de diciembre de 2021, la Capitanía Regional de Puerto Juárez suspendió las obras tras un cúmulo de denuncias en redes sobre la abrupta intervención de una decena de personas a un costado de la marina Chac Chi, la empresa afectada que denunció los hechos.

La construcción del muelle del Grupo Caveri —propiedad de Ricardo Vega— fue suspendida entonces por órdenes de la Semarnat, la Secretaría de Marina (Semar), la Profepa y la Capitanía.

La madrugada del sábado 11 de diciembre, cuadrillas de trabajadores del Grupo Caveri iniciaron la construcción de un segundo muelle sin contar con autorización ambiental, y pese a que el predio está en litigio con la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo (Agepro).

Ese día se registró otra embestida del personal del zar —después de episodios previos—, cuando personal de las dependencias citadas suspendieron las obras al carecer de la anuencia o visto bueno de la Capitanía, y el permiso de la Dirección General de Puerto y Marina Mercante.

Al día siguiente, el domingo 12, se determinó que el muelle se construía de manera ilegal, además de que “pone en riesgo la navegación y la vida en la mar, al entrampar las embarcaciones de un muelle aledaño (el de la marina Chac Chi).

Días después, el viernes 17, personal de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante inspeccionó el muelle que en tiempo récord levantó personal del Grupo Caveri Servicios Inmobiliarios, al que no les importó caer en desacato cuando la Capitanía de Puerto detuvo las obras.

A casi dos meses, la Marina aún no define qué empresa es la invasora, si la marina Chac Chi, con más de 20 años en el lugar, o la del también llamado Sultán de los Ferraris, que hace cuatro años, al amparo de la noche, se instaló en el lugar, empezado un litigio que sigue en tribunales.

Vega Serrador ha sido investigado por blanqueo de capitales, huachicoleo y defraudación fiscal, entre otros delitos, y ahora por violentar diversos ordenamientos ambientales al carecer de los permisos que emite la Coordinación General de Puertos.

Y aún así prevalece la impunidad en las acciones que comete en plena zona hotelera, en donde Fonatur está “pendiente” de su mantenimiento, pero nunca se ha pronunciado en este tipo de turbias acciones que manchan la imagen turística de Cancún.

Con información de Red Informativa del Sureste (RIS)

Related Posts