Nacional

Muere Onésimo Cepeda Silva, polémico obispo emérito de Ecatepec

Comparte
El obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva

Redacción/NOTICARIBE PENINSULAR

CIUDAD DE MÉXICO.- El obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva falleció la noche de este lunes luego de que el pasado 8 de enero fue internado en un hospital al contraer COVID-19, en donde fue intubado.

La Diócesis de Ecatepec, a través de su obispo, Roberto Domínguez Couttolenc, informó que el fallecimiento de Onésimo Cepeda ocurrió a las 22:50 horas.

“La Diócesis de Ecatepec comunica con gran pesar al Pueblo de Dios, que Mons. Onésimo Cepeda Silva, obispo emérito de esta Iglesia Particular, ha sido llamado a la Casa del Padre Celestial”.

Unidos con la firme esperanza de la Resurrección del Señor Jesucristo, invitamos a todos los files a elevar nuestras plegarias para encomendar su alma a nuestro Padre Misericordioso y, a la vez manifestamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos, deseando para ellos el consuelo y la paz”, difundió en un comunicado el obispo, Roberto Domínguez.

En la misiva señalo que se dispondrá de un novenario por su eterno descanso en la diócesis, que será comunicado posteriormente.

“Agradecemos a Dios el ministerio episcopal de Monseñor Cepeda, el cual ejerció por más de 16 años, desde su fundación de nuestra Diócesis, anunciando con alegría el Evangelio, trasmitiendo con fortaleza la gracia de Dios y sirviendo con amor a su pueblo”.

“Pidamos a Dios nos conforte por este lamentable acontecimiento, siempre en la firme confianza de la vida eterna, a la cual estamos llamados a participar después de nuestro peregrinar en este mundo”, señala el comunicado.

El pasado 8 de enero se informó que el obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda fue internado en un hospital al contraer COVID-19, en donde fue intubado.

Onésimo Cepeda Silva, nació el 25 de marzo de 1937 y fue obispo de la diócesis de Ecatepec desde su fundación, en 1995. El 7 de mayo de 2012 dejó de ser prelado luego de que el papa Benedicto XVI aceptó la renuncia, que presentó el 25 de marzo de ese año, al cumplir 75 años, edad obligatoria de jubilación.

Cepeda Silva fue considerado uno de los prelados más polémicos que ha tenido el país por sus aficiones, acusaciones legales y vínculos con empresarios y políticos.

“Durante sus 17 años como obispo de dicha diócesis aprovechó su cercanía con el hombre más rico del país, Carlos Slim, a quien conoció en su juventud y con quien fundó la casa de bolsa Inversora Bursátil, en la cual, posteriormente, colaboraron Alfredo Harp y Roberto Hernández. En esa etapa de su vida, según su versión, hizo dinero y parrandeó bastante.

La de seminarista y sacerdote la comenzó con Sergio Méndez Arceo –impulsor en el país de la teología de la liberación–, quien lo envió como vicario a Huitzilac, Morelos. En 1995 llegó a la diócesis de Ecatepec, en la cual provocó polémica por sus declaraciones políticas, sobre todo cuando se desempeñó como presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, de 1997 a 2000.

En 2010 fue acusado por presunto lavado de dinero y fraude. El pleito legal con la firma Arthinia Internacional se originó luego de que en 2003 Cepeda Silva presuntamente firmó un documento para simular un préstamo por 130 millones de dólares en efectivo a la señora Olga Azcárraga, fundadora de esa empresa. El supuesto préstamo se hizo siete meses antes de la muerte de la mujer.

Fue uno de los opositores más radicales al movimiento de los campesinos de San Salvador Atenco, quienes lograron echar abajo la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco. Aun cuando haya muerto una persona o 500 se debió haber construido la terminal aérea, expresó en 2002.

En el ámbito político se confrontó con integrantes de la izquierda. En 2006 calificó de estupidez las críticas del entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador al Instituto Federal Electoral. Entre 2002 y 2003 mantuvo disputas, a través de la prensa, con Rosario Robles, ex dirigente del PRD y ex jefa del gobierno capitalino, a quien respondió, tras las críticas de ésta: Vino a cacaraquear aquí, en mi gallinero, y cuando cacaraquea una gallina en mi gallinero se encuentra con un gallo”.

Recientemente, Onésimo Cepeda intentó ser candidato a diputado local.

C

Related Posts