Seguridad

Lamentan muerte de dos niñas en incendio; vecinos dejan veladoras, flores y globos

La luz que emanaban las veladoras alumbró un poco la entrada de ese domicilio que permanece a oscuras y con cintas de acordonamiento en la reja de entrada, en un ambiente de tristeza (Foto: Gabriel Alcocer)

Por Guadalupe Villarreal y Gabriel Alcocer

CANCUN.- Con flores, veladoras encendidas y globos de color rosa, vecinos del fraccionamiento Paseos Kabah rezaron y recordaron a las dos hermanitas que perdieron la vida en un incendio que se registró en su hogar la noche del domingo.

A 24 horas de la tragedia, los habitantes de la calle Flores Magón empezaron a reunirse la noche de este lunes en la entrada de esa vivienda, marcada con el número 10, a unos metros de la avenida Cecilio Chi, en la súper manzana 223.

La luz que emanaban las veladoras alumbró un poco la entrada de ese domicilio que permanece a oscuras y con cintas de acordonamiento en la reja de entrada, en un ambiente de tristeza.

En memoria de las dos pequeñas, Sara, de cuatro años de edad y su hermana, María José, de seis años de edad, fueron colocados globos de color rosa, para tratar de cubrir ligeramente el ambiente lúgubre que quedó en ese hogar.

Algunos habitantes se organizaron y rezaron un rosario, para después dejar encendidas las primeras veladoras.

En el transcurso de la noche estuvieron arribando vecinos del fraccionamiento Paseos Kabah y de regiones cercanas, para dejar sus veladoras y rezar por las niñas, en un ambiente de tristeza e indignación por el aparente abandono en el que se encontraban las menores al momento de registrarse el incendio.

La menor de cuatro años falleció la mañana de este lunes en el Hospital General, mientras su hermana falleció la noche del mismo domingo, en el interior de su habitación, en donde quedó atrapada por el fuego.

Hasta el momento se desconocen las causas que originaron el siniestro y las primeras versiones señalan que las niñas estaban solas y encerradas, porque sus padres, Porfirio P. Ch., de 31 años y Senaida Graciela F. H., de 23 años, estaban en un convivio en un domicilio cercano.

Los vecinos mencionaron que ninguno de los familiares de las niñas se ha presentado al lugar.

Related Posts

Show Buttons
Hide Buttons
A %d blogueros les gusta esto: