Nacional

Activista denuncia envenenamiento de 27 perros en una colonia de Guanajuato

Comparte

Redacción/NOTICARIBE PENINSULAR

GUANAJUATO.- Por lo menos 27 perros han muerto envenenados en una colonia de Salamanca entre el jueves 19 y el sábado 21, sin que hasta el momento se conozca quién podría ser responsable.

La situación se conoció por la denuncia de Argelia Ramírez, una activista defensora de animales integrante de la asociación Salmantinos Unidos por el Respeto y Bienestar Animal, SURBA.

Te puede interesar: EN TAMAULIPAS: Reguero de cadáveres de perros y gatos tras accidente carretero

La activista difundió que fue informada del hallazgo de varios perros sin vida en la colonia Reforma de Salamanca, cerca del Río Lerma, mismos que presentaban señales de envenenamiento, por la tarde del jueves 19.

Ramírez dio aviso a las autoridades municipales, y horas después personal de Servicios Municipales y Medio Ambiente acudieron el viernes por la mañana, además de que se envió por parte del gobierno municipal una retroexcavadora y una unidad del servicio de Limpia.

En ese momento se localizaron en un predio unos 15 canes, que fueron depositados tras su muerte y algunos calcinados por los propios dueños y vecinos de la colonia, ante la descomposición que ya comenzaban a presentar algunos.

Este sábado en una rueda de prensa, el director de Servicios Municipales, Alejandro Meneses, informó que desde el jueves y hasta el sábado por la mañana sumaban ya 19 perros presumiblemente envenenados que fueron depositados en una fosa que se habilitó para ello.

Por la tarde se informó de otro perro muerto en iguales circunstancias.

“Por lo que se ve es un envenenamiento fuerte, es un veneno fuerte, y hay grandes cantidades de veneno”, dijo Meneses.

La activista Argelia Ramírez denunció la gravedad de este envenenamiento masivo, que podría también significar un riesgo para niños de la colonia Reforma que salen a jugar a las calles o pudieran tener contacto con la sustancia que se emplea para ultimar a los animales.

Meneses señaló que se ofreció a los propietarios y vecinos de la zona incinerar a los perros -en el incinerador del rastro- pero lo hicieron los propios vecinos.

“Dejamos un espacio más amplio, porque en el día fueron apareciendo más perritos envenenados”, señaló.

En tanto, el director de Medio Ambiente Alberto de la Torre recordó que en la entidad está vigente una Ley de protección animal. “Este tipo de actos son perseguidos; pedimos a la Asociación animalista que presente la denuncia correspondiente”.

Y precisó que algunos de los perros envenenados eran callejeros, pero la mayoría tenían dueño.

Con información de Proceso

Related Posts